>PREGUNTAS, PREGUNTAS: LA LEY SINDE (III)


>

Porque hay temas sobre los que no sé. Es decir, admito mi desconocimiento, pero también espero que mi propia curiosidad haga reflexionar un tanto. Digo yo que responder implica tomarse un momento más que, digamos, esa inmediatez que da el twitter.
– ¿Por qué es más fácil que un juez secuestre el Jueves que bromeaba con la familia real, que que cierre una web que se lucre con el trabajo ajeno?
– ¿No hay posibles controles jurídicos para que cualquier ley que proteja los derechos de autor en Internet no implique ese riesgo para que gobiernos o políticos puedan censurar?
– ¿Por qué los productores o los distribuidores españoles no atienden a las sugerencias de los que, al fin y al cabo, será su público, y plantean ideas al Ministerio de Cultura (bajar el precio de las entradas; DVD´s o Blue Ray´s más baratos o con mayores contenidos que muevan al consumidor a preferirlo a su versión “pirata”)? ¿Por qué se conforman con las migajas que se supone que la Ley Sinde les conseguirá (si de veras fuera a funcionar), cuando el beneficio (también supuesto) sería para las mayors americanas?
– Si de verdad se quiere proteger la industria audiovisual española, ¿por qué el PSOE o el PP no proponen medidas más efectivas? ¿Por qué no el mismo proteccionismo que ejecuta Estados Unidos con su cine (imponiendo sus estrenos fuera de su territorio, pero dificultando los estrenos extranjeros, impidiendo por ejemplo el doblaje)? ¿Por qué no imponer mayores cuotas de doblaje, idea que ya tuvo Pilar Miró, para dificultar la avalancha de estrenos americanos?
– ¿Por qué tanta prisa por aprobar la ley Sinde, cuando queda suficiente tiempo para que acabe la legislatura del PSOE? ¿No hubiera sido mejor encontrar puntos comunes, debatir, darle tiempo? ¿Cómo es que PP, PSOE y CIU han descuidado el coste electoral?
– ¿Si alguien publica en su web o blog un enlace a contenidos de grupos nazis que, por ejemplo, nieguen el Holocausto (que lo nieguen en serio, y no como hizo, a modo de broma y provocación hace nada Nacho Vigalondo), puede intervenir un juez y cerrarla?
– Si muchos contrarios a la Ley Sinde admiten que hay lucro en algunas webs de enlaces (el propio Ignacio Escolar) ¿pueden explicarnos cómo es que ningún juez ha podido demostrarlo hasta ahora?
– ¿Por qué se incluye en el debate a la (vade retro) SGAE que en esta historia no ha tenido nada que decir? ¿Por qué nadie suele admitir que el canon digital no es que Europa haya dicho que sea ilegal, sino que es ilegal en la forma en que se aplica en España? ¿Nadie sabe que hay canon digital en toda la UE?
– ¿Cuáles son los límites de la libertad de expresión?
– ¿Por qué es la misma Internet (muchos comentaristas; muchos foros; muchos twitters) los primeros que se echan al cuello de quien exprese su opinión personal, como lo ha hecho Javier Bardem o su madre? ¿Si no se puede disentir sin insultar, para qué queremos la libertad de expresión?
– ¿Por qué los autores (algunos autores) no han comprendido el ardid de las distribuidoras, las mayors americanas y las teleoperadoras que prestan servicios de Internet? ¿Por qué no se han preocupado de cribar los argumentos estúpidos (que los había) de algunos internautas y fijarse en los que sí tenían sentido?
– ¿Por qué el público piensa que los autores son todos millonarios y que viven de subvenciones? ¿Por qué la gente no insulta a los mineros, los agricultores, los empresarios, los vendedores de coches, o sea, todo el que vive gracias a subvenciones?
– ¿Por qué el público identifica “autor” con “director” únicamente? ¿Nadie sabe que un guionista es tan mileurista, en general, como el que más? ¿Piensan que los directores son todos Almodóvar?
– Si el objetivo primario de Internet es la comunicación, ¿por qué se parece tanto al gallinero de monólogos opuestos a escuchar que vemos en el mundo político?
– ¿Si algo no ha sido condenado por ningún juez hasta ahora significa que es legal? ¿Puede ser que aún no hay suficiente jurisprudencia? ¿Puede ser que los jueces aún no comprenden Internet?
– ¿Si un hecho no obtiene respuesta jurídica, será que la ley (en general) no ha sido actualizada? ¿Debería revisarse, como pide Ignacio Escolar, el tema de los derechos de autor? ¿O sólo el tema legal y jurídico propiamente?
– Si algo es legal en España, pero no en Francia, o en otros países, ¿cómo juzgamos el hecho en su sentido ético? La pena de muerte es legal en muchos lugares. La homosexualidad es ilegal en tantos otros.
– ¿Si algo nos parece caro, lo robamos? ¿No basta con no comprarlo? ¿Es muy ingenuo hablar de ética (estoy pensando en Kant)?
– ¿Por qué escribimos posts en los blogs sobre la Ley Sinde si al final no los leen quienes debieran, y no empuja ni ayuda al debate?
No son, al menos del todo, preguntas retóricas. Luego, pediría sus comentarios y sus aclaraciones. Con respeto, por favor.

Anuncios
Entrada anterior
Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: