Sevilla. La Alameda.


Un momento de digresión. Al fin y al cabo, viaja uno también por su propia ciudad.

Y como la verdad es que nos tienen ilusionados, pero las obras van a un paso que a ratos desespera, iré poniendo cómo va la cosa.

Por el momento, la Alameda está mejor que ayer, pero peor que mañana, habida cuenta de que aún se supone que faltan flores y algún que otro arreglo.


Incluyendo esta especie de kioskos misteriosos, cuyo uso no queda claro del todo.

Eso sí, los graciosos de turno ya se han expresado. Mira que hay graffiteros con arte y talento. Pero esto, pues como que no.


Hmmm. No queda tan mal, ¿verdad? Ese color y hasta las formas…

General de la zona. El albero o su sucedáneo parece que ha migrado.

Y las famosas farolas que tanto se han criticado. Para gustos, colores…

A fecha de 23 de septiembre de 2008

Anuncios
Entrada siguiente
Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: